Pérdida auditiva en los niños


La pérdida auditiva es el defecto congénito más común, 1 de cada 500 recién nacidos presenta una pérdida auditiva confirmada.

Los recién nacidos con pérdida auditiva no identificada antes de los 6 meses de edad tendrán retraso del desarrollo del habla y del lenguaje, mientras que la intervención antes de los 6 meses de edad, permite que un recién nacido con problemas de audición desarrolle un habla y lenguajes normales.

Por lo general se realiza una prueba de respuesta auditiva automática del tronco encefálico o una prueba de emisiones otoacústicas para detectar la pérdida auditiva en el recién nacido, para maximizar los beneficios la prueba debe realizarse antes del 1 mes de edad, de preferencia antes del alta del hospital.

Signos y síntomas 

Los signos y los síntomas de la pérdida auditiva son diferentes en cada niño, aun cuando el niño haya pasado antes una prueba de audición, es importante estar pendiente de los siguientes signos.

Bebés:

  • No se sobresalta con ruidos fuertes.
  • No voltea la cabeza hacia la fuente sonora después de los 6 meses de edad.
  • No dice palabras sencillas como; mamá o papá para cuando tiene 1 año.
  • Voltea la cabeza cuando lo ve a usted, pero no lo hace si solo lo llama por su nombre.
  • Parece que escucha algunos sonidos y otros no.

Niños:

  • Tarda en hablar.
  • No habla en forma clara.
  • Frecuentemente dice “¿que?”
  • Sube demasiado el volumen de la televisión.

imagen bullying

Para los niños, la audición es esencial para aprender  a hablar, tener buenos resultados en la escuela y participar en la vida social. Si el niño presenta pérdida auditiva sin ser atendida, esto supondrá un obstáculo para la educación y la integración social.

Si la pérdida auditiva es inevitable, se precisan intervenciones que aseguren a los niños el logro pleno de sus potenciales, recurriendo a la rehabilitación  y la educación.

Una de las repercusiones más evidentes de la pérdida auditiva en la niñez tiene que ver  con la adquisición del lenguaje, pero también afecta su autoestima.

Las causas de la pérdida de audición en el niño pueden ser:

  • Congénitas (están presentes en el nacimiento o poco después). 
  • Adquiridas ( las que se manifiestan durante la niñez).

Hagamos conciencia de el daño que provoca en nuestros pequeños cualquier deficiencia, cuidemos su salud auditiva.

 

Referencias:

https://books.google.com.mx/books?isbn=8491134123

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.